EDITORIAL

La PGR avanza con plenos poderes

 

El desarrollo de instituciones como la Procuraduría General de la República, permiten al estado proveer ventanas de soluciones a los ciudadanos a través de valer sus derechos y colocar de manifiestos los servicios que como institución se posee con una inmediatez clara.

 

Nos place el poder proyectar que la Procuraduría realiza esfuerzos titánicos para poder desarrollar sus labores en las 17 procuradurías auxiliares y en su sede central, teniendo como punto de llegada nuestro mandato constitucional y haciendo referencia directa de que nos debemos totalmente a la sociedad salvadoreña.

 

Cada vez que un profesional de la PGR, se proyecta y ejerce sus funciones con usuarios directos e indirectos de nuestros servicios, se pone de manifiesto nuestra vocación de servicio y de desarrollo institucional; en el cual cada día avanzamos sobre bases sustanciales de direccionamiento y alcances precisos.

 

Existente muchos retos, así como mucha falta de presupuesto para llenar aquellos vacios de  apoyo y de acción que son demandados diariamente, no obstante a ellos, nuestras metas y deseos continúan intactos por apoyar, acompañar y defender los derechos ciudadanos de la familia salvadoreña.

 

Sabemos que la labor es compleja, demandante, así como desafiante, pero estos deben ser ingredientes necesarios para instituciones visionarias como la PGR, que en momentos de clímax pueden desarrollar los mejores niveles de acción y actuar en aquellos que lo necesiten.